Marruecos

Marruecos ofrece montañas coronadas de nieve, una costa abrupta y el Sahara en toda su extensión, con sus oasis y palmerales. Podrá saborear un té con menta en un riad, explorar el laberinto de las medinas y zocos históricos e incluso hacer excursiones en camello.

Club Med dio sus primeros pasos aquí, en la región de Souss. Detrás de su gran puerta de madera tallada la decoración ha cambiado, pero el espíritu familiar del Club y el arte de vivir al estilo marroquí perduran, con sus refrescantes fuentes de baldosas azules y callejones bañados por el perfume de las adelfas y el eucalipto.

¡Dulzura, sí! ¡Y deporte!
Muchas pistas de tenis, campos de golf para practicar el swing, un rancho a dos pasos, el tiro con arco, y para los niños de la región Club Med ofrece un completo programa de actividades impartido en escuelas deportivas. ¡Aquí somos felices en cuerpo y alma!

¿Un cambio de aires? Piérdase en el zoco El Had y sus 6.000 tiendas, tómese el tiempo para explorar la intensa Essaouira o los pueblos bereberes, no hay prisa, ¡disfrute de los buenos momentos!

Está en una nube, un espejismo a la sombra de las palmeras. En Marrakech, son los reyes del arte de vivir, y usted tiene las llaves del palacio.¡Viva como un califa! Por los pasillos del palmeral, se escucha el murmullo de una fuente en un patio de rosas. Descubra un palacio de colores, el rojo de la piedra y el verde brillante de los jardines.Será feliz, cuando vea a sus hijos en un mini riad inspirado en las caravanas del desierto. Y luego llega el turno del Club Med Spa by CINQ MONDES, para después disfrutar de las delicias de palacio, su palacio: tagines propios de un rey servidos a la luz de las velas. Tanto lujo, que parecerá ¡un sultán!¿Le apetece explorar el desierto? Acampe en una tienda bereber. Juegue al golf a los pies del Atlas. Descubra las altas mesetas. Y ¿por qué no?, visite los huertos de la Fundación Igran Asni de Club Med, que ayuda a la profesionalización de las explotaciones agrícolas locales.

Un viaje en el tiempo. La blanca Tánger, una ciudad mágica donde el océano se encuentra con el Mediterráneo, la ciudad del mestizaje: arquitectura morisca, barrios judíos, una admirable mezcla de estilos. Al lado, Fez y Meknès, con sus antiguas murallas, puertas majestuosas, los zocos y palacios dignos de un cuento de fábula. A la vista... Resort a orillas del mar y colorido diseño, el lugar ideal para tomar un baño revitalizante en una inmensa piscina infinita. Quads, dromedarios, motos de agua o excursiones de pesca a lo ancestral, ¡déjese llevar!Y si lo que le gusta es el golf y el tenis, son las dos la actividades emblemáticas de este destino, donde además también se puede practicar vela, trapecio volador... Un viaje lleno de historias.