Marruecos

Marruecos ofrece montañas coronadas de nieve, una costa abrupta y el Sahara en toda su extensión, con sus oasis y palmerales. Podrá saborear un té con menta en un riad, explorar el laberinto de las medinas y zocos históricos e incluso hacer excursiones en camello.