África

Una gran masa de tierra que ofrece una mezcla única de lo tradicional y lo contemporáneo a través de diferentes países y culturas, además de espectaculares paisajes y vistas. Rodeada de agua por norte, sur, este y oeste, África también cuenta con extraordinarias playas de aguas cálidas.

Marruecos ofrece montañas coronadas de nieve, una costa abrupta y el Sahara en toda su extensión, con sus oasis y palmerales. Podrá saborear un té con menta en un riad, explorar el laberinto de las medinas y zocos históricos e incluso hacer excursiones en camello.

Limitando por el oeste con el Atlántico, Senegal es una tierra de extraordinaria belleza natural. El norte ofrece ciudades vibrantes, resplandecientes y elegantes, mientras que el sur está lleno de palmerales, un fondo marino sensacional para el buceo y momentos de paz y tranquilidad.

En Túnez, la culturas antiguas se fusionan con la modernidad y las ruinas de Cártago conviven con la metrópolis contemporánea de la Túnez otomana. A esto se añaden las dunas del Sahara y playas doradas bañadas por las aguas azules del Mediterráneo. ¡Pura perfección!